Sobre mi

Mi historia

Hola, soy Kike, videógrafo malagueño dedicado a la cinematografía de bodas.

El “culpable” de que me dedique a día de hoy a este oficio podría ser mi padre, ya que debido a su trabajo me permitió crecer entre cámaras y artistas.

Concibo la videografía como arte, por lo que considero fundamental la disciplina, constancia y continua formación en este oficio.

No creo vídeos, fabrico películas.

Es bonito saber que si decidís contar conmigo, podré ser cómplice y testigo de una bonita historia de amor, en la que no hará falta guión, porque no es ficción, sino realidad (lo que verán nuestros ojos).